Victor Clavijo ha comenzado a rodar en ciudad de México su próximo proyecto, la ambiciosa serie «Hernán» protagonizada por Oscar Jaenada. Será la serie de ficción más ambiciosa producida en America Latina para el mundo.  La primera temporada, de ocho episodios, es una producción que nace de la colaboración entre la mexicana Dopamine, estudio de contenido audiovisual del Grupo Salinas, y la española Onza Entertainment (productora de las series «Ministerio del Tiempo» para TVE o «Pequeñas Coincidencias» para Amazon Prime Video)

Victor encarnará el personaje del Capitán Cristobal de Olid junto al actor Óscar Jaenada  quien dará vida al conquistador español Hernán Cortés y junto a otros actores como Michel Brown (Capitán Pedro de Alvarado), Almagro San Miguel (Gonzalo de Sandoval) y Miguel Ángel Amor que dará vida al relator Bernal Díaz del Castillo.  Y las apariciones especiales de Aura Garrido, Silverio Palacios y José Carlos Ruiz. El director encargado al frente del proyecto será Norberto López

El rodaje, que se llevará a cabo en localizaciones naturales en varios puntos de México y en plató en la capital del país, ha requerido de la construcción de buena parte de los escenarios en los que transcurre la trama. Un esfuerzo considerable para que, de la mano de la compañía de efectos especiales El Ranchito (Juego de Tronos), el espectador pueda contemplar el retrato más fiel posible de Tenochtitlan y otros lugares desaparecidos hace tanto tiempo.

En esta búsqueda para recrear un lugar y un tiempo perdido, la serie se va a rodar tanto en español como en maya y náhuatl, idiomas en los que el reparto ha sido instruido, así como en equitación y manejo de armas de la época, entre otras destrezas.

El objetivo es recrear un mundo perdido, el de la espectacular Tenochtitlan, con la mayor fidelidad, rigor y esplendor posibles. Para lograrlo, un equipo técnico, artístico e histórico de más de 300 personas lleva meses trabajando en conjunto. Desde la producción de la serie, que coincide con el 500 aniversario de la trascendental llegada de Hernán Cortés a lo que hoy es México, no se han escatimado esfuerzos para que el resultado esté a la altura de la ocasión.